In Press Releases

Marzo 15, 2019- Nogales, Arizona.

A medida de que las importaciones de productos frescos han aumentado significativamente durante la última década, el área de responsabilidad social se ha vuelto bastante popular entre los minoristas de América del Norte. En los últimos cinco años, los requisitos de auditoría dentro de las cadenas de tiendas en EE. UU. se han vuelto más exigentes, pero la responsabilidad de tratar a los trabajadores agrícolas con dignidad y respeto no es una sorpresa para Divine Flavor; distribuidora ubicada en Nogales, Arizona, quien asegura que los colaboradores tienen el mayor impacto en el producto final.

Como filosofía, buscamos cultivar y cosechar productos frescos con éxito. Este camino empieza mucho antes de que el trabajo llegue a manos de las personas en el campo; comienza por entender que los trabajadores son el corazón y el alma detrás de cada fruta o verdura que se vende a los consumidores. Como uno de los pilares de la misión de Divine Flavor, ser socialmente responsable por cada empleado es el factor más importante para crecer y proporcionar los mejores productos.

Abriendo el camino hacia las áreas de responsabilidad social se encuentra el productor de Divine Flavor: Viva Orgánica®, que se especializa en la innovación de hortalizas orgánicas de invernadero en Culiacán, Ensenada y Sayula, México. Desde el inicio de la primer temporada de la compañía en 2015, el productor tuvo la visión de brindar las mejores comodidades a sus trabajadores; proporcionar alojamiento, ofrecer servicios médicos gratuitos y agregar nuevas instalaciones para practicar deportes y otras actividades recreativas.

David Bon, Director y Propietario Viva Orgánica, explica sus experiencias de primera mano, las cuales inspiraron su visión de la responsabilidad social. “Cuando éramos más jóvenes, mis hermanos y yo siempre visitábamos los campos y pasábamos tiempo con los colaboradores. Durante las vacaciones, mi padre nos hacía recoger uvas, lo que nos permitió tener la oportunidad de convivir con las personas que trabajaban allí. Esto nos dio la sensibilidad para entenderlos, y esto siempre será algo enriquecedor para mí “, dice Bon.

Cuando se le preguntó sobre la influencia que tienen los trabajadores en el producto final, Bon respondió: “¿Cómo puedo obtener el mejor producto si las condiciones de trabajo son malas? ¿Cómo puedo motivar a los empleados si no están contentos, o pedirles que estén limpios, según las normas de seguridad alimentaria, si no ofrecemos condiciones con las que garanticemos la higiene? Los elementos que solicitamos a nuestros colaboradores van a la par de las condiciones de trabajo que les proporciona la empresa.”

En los últimos años en los mercados norteamericanos, tiendas como Walmart y Costco, han influido en otras compañías para que cumplan con auditorías y certificaciones de responsabilidad social. Como los consumidores han sido la razón principal detrás de esto, las comercializadoras que venden productos importados quieren asegurarse del origen ético de los mismos.

“El compromiso con nuestros colaboradores contribuye a cumplir también con el que tenemos con nuestros clientes. Es una situación en la que todos ganan. La infraestructura provista a los colaboradores los invita a hacer un gran trabajo mientras mejora su calidad de vida.”, concluye Bon después de analizar qué significa la responsabilidad social para su empresa y la industria.

Para obtener más información, póngase en contacto:
Michael DuPuis
Public Relation Coordinator, Divine Flavor, LLC
+1 (520)-281-8328
mdupuis@divineflavor.com

Start typing and press Enter to search